El lugar donde duermes es más importante de lo que piensas, por lo tanto, el colchón que elijas para dormir debe ser uno de los productos de mejor calidad en tu hogar. Además, asegurarnos de que nuestro colchón se encuentra en las mejores condiciones, y saber cada cuánto hay que cambiarlo, es esencial para un buen descanso.

En este artículo, conocerás las señales que indican que debes cambiar el colchón tras vencer su vida útil, y cómo debe ser el mantenimiento de un colchón para asegurar que dure mucho tiempo en las condiciones adecuadas.

¿Cuándo debo cambiar el colchón?

De acuerdo con la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA), la vida útil de un colchón es de 8/10 años. Después de este tiempo, es recomendable cambiarlo. Sin embargo, cambiar el colchón depende del uso, del peso de las personas que duermen en él, de un correcto mantenimiento y de los materiales con los que esté hecho.

No todos tenemos el mismo peso y por supuesto, no todos los colchones son iguales.

¿Cuándo cambiar un colchón viscoelástico?

La vida útil de un colchón viscoelástico es de aproximadamente 10 años.

Por otro lado, existen colchones de otros tipos: látex, muelles o híbrido. Según ASOCAMA, los colchones de látex suelen durar 12 años, mientras que un colchón de muelles promedio de uso diario puede durar ocho años y uno híbrido debería durar unos 10 años.

En líneas generales, cambiar el colchón depende de varios factores:

  • El tiempo de uso. Si tu colchón tiene más de 10 años de uso diario, es momento de pensar en renovarlo.
  • El mantenimiento. La sudoración excesiva, las manchas de sangre u orina y el paso de enfermedades, afectan la vida útil de un colchón.
  • Los materiales. A pesar de tener un buen mantenimiento, los materiales sufren con los años. Toma en cuenta las recomendaciones de renovación de la marca fabricante.
  • El tipo. Como ocurre al cambiar de móvil por uno más avanzado, puede que los nuevos tipos de colchón que ofrece el mercado se ajusten mejor a tus necesidades.

Señales que indican que debes cambiar el colchón

Si las condiciones del colchón viscoelástico, o de cualquier otro material, no son las adecuadas, puedes padecer ciertos problemas de salud. Algunos de ellos son el dolor de espalda, insomnio, fatiga, tensión articular u otras lesiones que repercuten directamente en el descanso.

Por fortuna, hay signos que indican cuándo cambiar el colchón viscoelástico:

Si la espuma recupera su forma rápidamente

Una de las propiedades de la espuma viscoelástica es amoldarse a la forma del cuerpo. Una vez te levantas, la espuma recupera su forma poco a poco. Sin embargo, si notas que tu colchón no recupera con la misma rapidez o notas que en los espacios del colchón donde apoya más peso tu cuerpo, el colchón ya está más blando, el colchón ya te está pidiendo cambio.

Si tienes dolor de espalda

El dolor de espalda es de los signos más evidentes de que tu colchón es viejo. En primer lugar, presta atención a tu rutina. Un dolor de espalda puede deberse a una mala postura al trabajar o a un esfuerzo físico fuerte. Sin embargo, cuando el colchón pierde firmeza, aparecen irregularidades que provocan este mal.

Si padeces insomnio o fatiga

Un cansancio físico y mental que permanece durante el día o no encontrar la postura correcta para dormir, son síntomas de que ha llegado el momento de cambiar de colchón.

En Lektulos, te recomendamos dar prioridad a la calidad de tu sueño para tener una óptima salud física y mental. Recuerda que un buen descanso te ayudará a enfrentarte a las tareas cotidianas con una buena capacidad resolutiva.

No cambiar de colchón cuando es necesario puede provocar a largo plazo insomnio, dolores, problemas lumbares, cervicales o dorsales

Si tienes alergias

Ten en cuenta que cuantos más años tenga tu colchón, más ácaros habitarán en él, y todavía más si no has realizado una limpieza periódica del mismo. En este sentido, los ácaros pueden agravar la salud física de quienes padecen alergias o asma.

Pasamos entre seis y ocho horas acostados en la cama solamente al dormir
Pasamos entre seis y ocho horas acostados en la cama solamente al dormir. Es importante tener en casa un colchón de calidad que te ayude a descansar

¿Cómo puedo cuidar mi colchón viscoelástico?

El mantenimiento de un colchón viscoelástico es fundamental para asegurar que durará muchos años. Estos son algunos tips para su correcto cuidado y limpieza:

  • Usa una funda protectora. Esto resguardará tu colchón de la suciedad, la humedad u otros elementos que podrían causar un daño irreversible.
  • Ventila tu habitación. Así podrás reducir la humedad y permitir que tu cama se airee y respire.
  • Mantén el colchón lejos del sol. Este material es sensible a los cambios de temperatura. Por eso, te recomendamos no dejarlo expuesto por mucho tiempo al sol u otros elementos emisores de calor tales como las mantas eléctricas o los radiadores.
  • Gira el colchón cabeza y pies cada seis meses. Te aconsejamos rotar el colchón poniendo los pies en la cabeza cada seis meses aproximadamente para evitar la deformación.
  • Limpia las manchas de orina. Si tienes niños o mascotas, es importante que conozcas cómo limpiar las manchas de orina y las bacterias que afectan la vida útil del colchón. 
  • Elimina las manchas de sangre. Es importante también limpiar las manchas de sangre a tiempo, pues estas son difíciles de retirar una vez secas.

Conoce más sobre cómo limpiar un colchón y las claves de su mantenimiento para que esté impecable y asegurar su vida útil.

¡Escoge un colchón viscoelástico Lektulos!

No todos los materiales de colchones duran lo mismo. Algunos requieren más cuidados y otros se desgastan más rápido. Desde Lektulos te recomendamos cambiar tu colchón por un colchón viscolelástico cuando llegue el momento de renovarlo.

Este material tiene muchísimos beneficios. Una de sus ventajas es la adaptabilidad a distintos contextos, por lo que si duermes con otra persona, tendrás tu propio espacio amoldado a tu cuerpo. Descansar sobre este tipo de materiales flexibles y muy adaptables mejora la relajación.

Además, dentro de los colchones viscoelásticos existen diversas calidades. Por lo tanto, depende del colchón que variará la durabilidad del mismo. La calidad de tu sueño es esencial para gozar de una vida saludable, así que no descuides el buen estado de tu colchón. Si sientes que ya no es tan efectivo como debería ser, con estos consejos puedes determinar si está en mal estado. Contacta con nuestro equipo para asesorarte en la elección de un nuevo colchón que se adapte a tus necesidades.

Abrir chat