colchon orgánico

Duerme mejor sobre un colchón orgánico

La duración de los colchones convencionales, se calcula en unos siete u ocho años. Ahora bien, si se despierta con cierta frecuencia debido a dolores musculares o de columna vertebral, piense que es el momento de cambiar a un colchón orgánico, la
duración es la misma pero te asegura que dormirás más cómodo durante toda la noche.
Dormir bien es indispensable. Los humanos pasamos gran parte de nuestra vida en la cama, por esto debemos intentar que sea lo más cómoda posible.

Un colchón orgánico, mejora la calidad del sueño

Los colchones orgánicos mejoran la salud general y la calidad del sueño.
El colchón orgánico de viscoelástica, aparte de respetar el medio ambiente, te ayudará a dormir mejor.
Los materiales utilizados para la fabricación de los colchones no orgánicos, tales como látex sintético, espumas sintéticas, etc., incluyen productos químicos nocivos que pueden acabar descomponiéndose con el tiempo.
En el caso de los colchones orgánicos de viscoelástica, en su proceso de fabricación, se utilizan materiales totalmente naturales como algodón orgánico, lana orgánica,  etc.
Todos estos materiales orgánicos, reducen la huella del carbono, por descomponerse fácilmente.
También puede elegir la dureza del látex natural, en función de sus cualidades físicas.

Conclusión de por qué es bueno un colchón orgánico para el sueño

Está demostrado que el sueño es vital para la salud. Un buen descanso por la noche o en muchos casos durante el día, nos permite estar preparados para poder desarrollar nuestras actividades físicas y mentales.
En Lektulos somos conscientes de la importancia que tiene dormir cómodo y nuestros colchones ecológicos están fabricados con materiales que, además de preservar el medio ambiente, se adaptan perfectamente a cada uno de los cuerpos de nuestros clientes.
Esperamos que este artículo les haya servido, para que se decidan a consultarnos cualquier información que les pueda ser útil. También puedes ver nuestro artículo de por qué elegir colchones sostenibles.